Delta del Orinoco – Delta Amacuro – Venezuela


Fuimos al estado Delta Amacuro, al Nor-este de Venezuela en busca de una aventura diferente en el Parque Nacional Delta del Orinico.

Indios Waraos

Fueron ocho horas de viaje, saliendo de la estación Aero Expreso Ejecutivo de Bello Campo ubicada en Caracas, hasta llegar a la estación de Maturín, para luego tomar un taxi hasta “el puerto” de San Jose de Buja. En el puerto de San Jose de Buja tomamos nuestra primera curiara por los caños del Delta del Orinoco para poder llegar al campamento Warowaro Lodge (La página está en Francés, pero en Contact pueden hablar con los propietarios perfectamente en español o inglés).

El paseo fue impresionante. Fuimos acompañados por un indio Warao (que significa: gente de las canoas), que nos fue hablando un poco sobre las especies que veíamos y nos explicaba como funcionan las mareas y como navegar por las aguas de Delta. Casi una hora después, llegamos al campamento, para ser recibidos por Christophe Charbonell (un señor francés, quien junto con su esposa María Cabrera son los propietarios del lugar). La atención fue increíble desde el principio y el lugar parecía un campamento de película, en el que dormías en palafitos sin puertas ni paredes, con hamacas al aire libre y baños exteriores. Aquí también habita una guacamaya azul llamada Wuaky, que circula libremente por el campamento, Wuaky es prácticamente parte de la familia y a pesar de que se come todo lo que encuentra, es muy agradable y divertido tenerlo cerca.

Puesto que no hay electricidad ni cobertura, es recomendable que se tomen precauciones como linternas, medicinas, protección contra insectos, carga suficiente en el teléfono móvil para la vuelta y todo lo necesario para el baño. Off señores, no olviden el Off, los mosquitos están a la orden del día.

Un sol imponente, pero agradable nos acompañó durante los 3 días, con temperaturas entre los 26 y 27 °C, bajando un poco en horas nocturnas. Disfrutamos de actividades diversas mientras conocíamos la cultura, la fauna y la flora de la zona.

El Delta del Orinoco, esta formado por la desembocadura del Río Orinoco (uno de los más grandes e importantes de América del Sur). El peculiar color de sus aguas marrones se lo debe a los minerales, el lodo y los sedimentos característicos de la zona, sin embargo en el alberga una gran variedad de especies marinas, entre ellas algunas únicas de la zona, como las toninas. También se pueden encontrar pirañas, manaties, babas, rayao, entre otras. Tuvimos la oportunidad de ir a pescar pirañas, con cañas de palo y carnadas de carne; escuchamos a las toninas pasar y vimos serpientes colgando de los árboles mientras paseamos por los manglares cercanos al campamento.

La navegación se hacía complicada en ocasiones, debido a que la bora impide el paso fluido por los canales. Esta planta acuática crece y se multiplica rápidamente en las aguas del Río Orinoco, convirtiéndose en un problema cuando no existe un control. Por lo que los lugareños, tienen algunas técnicas muy interesantes de control: Las mareas suben y bajan dos veces al día y mediante el uso de tronco amarrados con lianas, mecates y palmas, cortan el paso cuando la marea baja, para que cuando la marea suba, la bora no pueda acceder a los canales mas pequeños y trancar el paso. Tuvimos la oportunidad de participar en una tranca y aprovechando la oportunidad, nos bañamos en las aguas del Delta (toda una experiencia, es bastante tenebroso no ver el fondo, sin embargo, el agua es muy dulce y la temperatura exquisita.)

La bora es utilizada por los indios como una fuente primaria para la artesanía, al igual que la palma de moriche (Que significa: árbol de la vida) es utilizada para la construcción de palafitos, caminerías, hamacas, cestas y canoas. Los indios Warao, viven aún en la zona y viven de la caza, la pesca y la artesanía, sin embargo en ocasiones hacen trabajos en la ciudad para luego volver a casa. En algunas épocas del año estos indios tienen la costumbre de trasladarse a otros lugares, dejando las viviendas completamente deshabitadas, para luego volver la próxima temporada.

Definitivamente, es un viaje que repetiría un millón de veces y aunque ustedes no lo crean, no es un destino común para los venezonalos. Los invito a conocer el Delta del Orinoco, que compartan con la naturaleza y se relajen al ritmo del bosque húmedo tropical que les ofrece el Nor-Este de Venezuela.

Licencia de Creative Commons
Los tuqueques by Barbara Cattabriga is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s